Cómo transportar un colchón durante una mudanza

Los colchones son uno de los objetos más delicados de nuestro hogar, sobre todo los de tipo viscoelástico. Recuerda que es el lugar donde tu cuerpo y tu mente descansan, así que es muy importante cuidarlos adecuadamente para que no se estropeen con el paso del tiempo. Si estás a punto de mudarte, necesitarás saber cómo transportar un colchón para que este no se manche, se moje o se deforme. En este artículo te damos algunos consejos para que tu colchón no sufra las consecuencias de un mal transporte.

Prepara tu colchón para su transporte

La protección es la principal de las recomendaciones sobre cómo transportar un colchón. Es fundamental para evitar cualquier daño en el mismo y que llegue a su nuevo destino tal y como ha salido de tu antigua casa. La mejor forma de proteger un colchón es sin duda, con un buen embalaje.

Como lo que queremos es que no se dañe ni se moje, lo mejor es recurrir a proteger el colchón con film retráctil. Envolviéndolo de manera uniforme, tensa y con un par o tres de vueltas, asegurándonos que su estructura quede totalmente sellada.  También puedes encontrar a la venta fundas especiales que lo protegerán durante el transporte.

Un plus de protección muy recomendable es “forrar” el colchón con varias sábanas bajeras y, posteriormente, plastificarlo. Si quieres añadirle puntos de refuerzo extra, coloca también cartón doblado en las esquinas, ya que son puntos de rozamiento y pueden deteriorarse.

Consejos para el transporte

¿Has pensado cómo transportar un colchón dentro del vehículo que vayas a usar para la mudanza? Porque este es otro paso que requiere cierto sentido del orden y de optimización de recursos. De entrada, no arrastres el colchón. Si no dispone de asas lo mejor es levantarlo entre dos personas o apoyarlo sobre una sábana que permita sujetarlo cómodamente.

Evita posibles desplazamientos, roces y roturas colocando una manta que proteja las partes del colchón que entran en contacto con las superficies del vehículo, bien sea por su parte inferior o en los laterales. Coloca también correas o cuerdas para sujetar correctamente el colchón y que se mueva durante el trayecto.

Sácale partido a tu colchón para que sirva como medida de protección extra.

Un colchón bien protegido y embalado puede resultar muy útil para proteger electrodomésticos de gran tamaño como la nevera o la lavadora, ya que apoyado sobre la cara visible de las mismas evitará que las puertas se abran o estos se muevan durante el traslado.

Recuerda que el orden de la carga es fundamental en cualquier mudanza, y un colchón no podía estar fuera de la ecuación. El colchón es uno de las cosas más imprescindibles de una casa, así que si la mudanza se prevé larga es conveniente situarlo en un lugar de fácil acceso que permita sacarlo para montar los dormitorios y poder dormir en la nueva vivienda antes que otros objetos menos importantes.

¿Puedo llevar el colchón en la baca o el techo del vehículo?

Pese a lo que puedas haber escuchado o leído, este tipo de recursos no son los más adecuados para transportar un colchón. De hecho, pueden constituir un riesgo, ya que el colchón no solo puede dañarse debido a la meteorología, sino desprenderse durante el trayecto. Además, también podrías ser multado, puesto que el colchón puede sobresalir más de lo permitido. En definitiva, es una muy mala idea, no te lo recomendamos para nada.

Cuidado con el traslado manual

Si te estás preguntando cómo transportar un colchón sin dañarlo, te sugerimos que intentes, en la medida de lo posible no doblarlo, a no ser que se trate de un colchón de espuma o una colchoneta.

Los colchones de espuma, las colchonetas e incluso algunos modelos de colchón de látex o viscolátex permiten enrollarlos como un tubo y ganar algo de espacio para facilitar su traslado. Una manera de hacerlo es enrollarlos e introducirlos en una bolsa de plástico duro para absorber el aire con una aspiradora. Algo así como envasarlo al vacío.

Recuerda que si se trata de un colchón de muelles o muelles ensacados no debes doblarlo, ya que podrían romperse o deformar la estructura. Si tienes que subirlo manualmente por las escaleras, busca la forma correcta de hacerlo, y aunque es tentador, no dobles o fuerces el colchón para que pase, puesto que esto puede deformar el colchón para siempre. Ten cuidado también con las puertas del ascensor.

Almacenaje del colchón

En caso de que el colchón vaya a estar algún tiempo sin usarse, lo más conveniente es depositarlo en algún guardamuebles o un trastero protegido adecuadamente. La mejor forma de hacerlo es colocarlo en posición horizontal ya que, especialmente en los casos de los colchones de muelles ensacados, podrían deformarse.

Una vez ubicado en el lugar donde va a guardarse, es conveniente protegerlo por todos sus lados del polvo y la humedad. Precintarlo bien y apoyarlo sobre una estructura que evite el contacto con zonas húmedas o sucias.  Una gran idea es utilizar mantas de mudanza, gracias a ellas tu colchón estará bien protegido.

En cuanto vuelvas a utilizarlo, quita el embalaje y deja que el colchón se airee el menos durante unas horas antes de ponerle la ropa de cama y volver a utilizarlo.

¿Vale la pena?

Antes de ponerte transporta tu colchón de un lado a otro deberías dedicar unos segundos a pensar si merece la pena el coste de tiempo y dinero.

De forma general, los colchones tienen un tiempo de vida útil de entre 8 y 10 años. Si el tuyo ha alcanzado su tiempo de efectividad, te has planteado adquirir otro en un plazo corto de tiempo o no se encuentra en las mejores condiciones para ofrecerte el mejor descanso, tal vez merezca la pena que te deshagas de él en lugar de trasladarlo.

Piensa que muchas tiendas de descanso ofrecen la retirada del viejo colchón con la compra de uno nuevo, además de llevarte este a tu domicilio.

Ahora que ya sabes cómo transportar un colchón, recuerda aplicar todos estos consejos y tener mucho cuidado para que no se dañe durante tu mudanza. Si no dispones del vehículo adecuado o si prefieres que se encarguen profesionales, contacta con Mudanzas González, nos aseguraremos que tu herramienta de descanso llegue en perfectas condiciones a tu nueva casa.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Abrir chat