Pasos a seguir durante una mudanza de oficina en Barcelona

mudanza de oficina en Barcelona

Hacer una mudanza de oficina en Barcelona no es igual que hacer la mudanza de una casa. Una empresa no puede paralizar su actividad durante un tiempo demasiado prolongado, así que es muy importante planificar el traslado a la perfección para minimizar los tiempos.

Si el mero hecho de pensar en trasladar todas tus cosas te supone un inconveniente, imagina los problemas que puede haber cuando los empleados lleguen al nuevo emplazamiento y no puedan operar con normalidad en su nuevo puesto de trabajo.

Para evitar que esto ocurra, te vamos a explicar los pasos a seguir en una mudanza de oficina en Barcelona.

1- Marca una fecha en el calendario

Para cualquier empresa, paralizar la actividad y la operatividad durante varios días es un hecho francamente engorroso. Lo mejor es elegir el momento del año en que la empresa tenga una menor actividad para que así la paralización parcial o total del funcionamiento repercuta de la menor manera posible.

Dependiendo del sector profesional en el que te muevas, el verano puede ser una buena opción para hacer la mudanza de tu oficina, ya que la actividad laboral suele descender durante esta época del año.

No obstante, deberás tener en cuenta qué gran parte de la plantilla estará de vacaciones, así que tendrás que valorar si es el momento adecuado. Igualmente, marcar una fecha en el calendario permitirá que te organices y planifiques el traslado de tu empresa a tu nueva oficina de una forma más eficaz.

2-Organiza la mudanza de tu oficina en Barcelona

Lo importante es priorizar. ¿Qué equipos y documentos necesitas primero? En cualquier empresa hay una serie de equipos, documentos y departamentos cuyo funcionamiento diario es vital.

Es importante realizar una lista de prioridades y trasladar primero aquellas cosas sin cuya presencia o funcionamiento la actividad diaria de tu oficina podría colapsar. Es importante, además, gestionar con antelación todos los servicios necesarios para que tu actividad diaria no se vea interrumpida.

Es decir, supervisa que la nueva oficina dispone de servicio de electricidad, Internet, agua, etc. para estar operativa desde el primer día, no solo en cuanto a la instalación, sino también en cuanto a la titularidad de los mismos. Un corte de suministro por la baja del antiguo propietario puede resultar un problema complejo que paralizará tu actividad.

3- Momento para hacer limpieza

Una mudanza es siempre un buen momento para hacer limpieza, pero en el caso de la mudanza de una oficina, el tiempo es el factor prioritario, así que la selección de cosas y documentos debe realizarse de otra forma.

Es importante seleccionar qué muebles, equipos informáticos, aparatos, archivos y documentos son prioritarios para el funcionamiento de la empresa y dejar en un segundo plano todo lo que no vayamos a necesitar.

Ya habrá tiempo para deshacerse de los muebles que no te sirven en la nueva oficina y para destruir la documentación inservible siguiendo los protocolos estipulados por la Ley de Protección de Datos.

4- Lo último es lo más importante en la carga en el camión

En contra de lo que puede parecer, a la hora de guardar todo el material de tu oficina, el orden de prioridad es inverso al orden de empaquetado.

Aunque pueda parecer una contradicción, no lo es, ya que el mobiliario y los equipos necesarios para el funcionamiento de la oficina deberán mantenerse operativos y útiles durante el proceso de la mudanza.

Lo más importante es que lo último que empaquetes durante la mudanza de tu oficina en Barcelona sea lo último en colocarse en la carga del camión. De este modo, podrás seguir utilizando los equipos y la información hasta el último momento y será lo primero en instalarse en la nueva ubicación.

5- Información de la nueva oficina

Muchos edificios de oficinas disponen de un portero o vigilante de la finca con el que es conveniente coordinar la mudanza para conocer las condiciones de acceso a la misma. Es fundamental tener información sobre los ascensores disponibles o si es necesario utilizar un ascensor de servicio o un montacargas, para poder organizar el traslado de los bultos.

Además, un portero tendrá experiencia en anteriores mudanzas de oficina y podrá asesorar sobre la mejor manera de hacerlo y ayudar a planificar mejor toda la operativa.

6- Ten en cuenta tu nueva cobertura

Hoy en día la cobertura móvil y de Internet es fundamental, de ahí que este sea uno de los aspectos más importantes cuando planifiques los pasos a seguir en una mudanza de oficina en Barcelona.

Consultar en la operadora la cobertura disponible en tu nueva oficina es uno de los factores que no debes olvidar gestionar antes de empezar el traslado para evitar encontrarte con un problema de telecomunicaciones. En definitiva, la planificación a la hora de hacer una mudanza de oficina es clave, sobre todo si tu actividad no puede parar ni un solo momento.

Para que esto no ocurra, lo mejor es confiar en una empresa como la nuestra, la cual ponemos a tu disposición para que puedas hacer con facilidad tu mudanza de oficina en Barcelona. En Mudanzas González contamos con la experiencia necesaria para que la planificación y el traslado de tu empresa se realice con éxito y en la mayor brevedad posible.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Abrir chat