10 ideas para subir un sofá por las escaleras

Si alguna vez has tenido que subir un sofá por las escaleras, sabrás lo complicado que es. Demasiado grandes, delicados, pesados, poco espacio, puertas estrechas… Las dificultades se suceden una tras otra, y lo que a priori puede parecer fácil, se puede convertir en una tarea muy complicada

Si te vas a mudar próximamente y temes este momento, vamos a darte 10 ideas para subir un sofá por las escaleras de manera exitosa, con el objetivo de no dañar el sofá ni las paredes u otros elementos del edificio.

Ideas para subir un sofá por las escaleras

Trasladar un sofá no es una tarea para nada sencilla, todo el que ha pasado por ese momento de agobio y de no saber qué hacer para que su sofá entre en su nuevo hogar lo sabe perfectamente.

Para no llegar a este punto de bloqueo en el que parece imposible que el sofá entre por el hueco de la escalera, lo mejor es tener un plan antes de empezar a mover el sofá. Hacer algo complejo sin un plan bien definido no suele salir bien, y a no ser que las escaleras y puertas sean muy anchas, o tu sofá sea pequeño, vas a sufrir de lo lindo para subirlo.

En nuestros más de 15 años de experiencia en el mundo de las mudanzas hemos cargado con miles de sofás, por lo que creemos que podemos darte unas cuantas ideas que pueden serte de mucha utilidad.

1. Mide el sofá, el hueco de la escalera y las puertas por donde tenga que pasar

Si crees que el sofá puede entrar justo en tu nuevo piso, lo primero que debes hacer es medir todas las partes que van a intervenir en el proceso. Así que coge un metro y mide el alto, ancho y largo de tu sofá.

Una vez tengas las medidas del sofá, toca medir la altura y anchura de la puerta o puertas por donde va a pasar. Recuerda medir también el hueco de la escalera. Cuando ya tengas todas las medidas a mano, podrás saber si puedes subir el sofá sin problemas.

2. Piensa la mejor forma de subir el sofá por las escaleras

Antes de empezar a mover el sofá, para un segundo y piensa la mejor forma de hacerlo. Con las medidas en la mano, deberías saber si lo vas a poder mover de una sola pieza o de lo contrario sería necesario desmontar alguna parte.

Elijas la opción que elijas, hazlo con calma y no te agobies, es mejor perder un poco de tiempo pensando cómo subirlo, ya que vas a perder mucho más tiempo si te quedas atascado con un sofá grande y pesado en las escaleras, además del estrés que esto te va a generar.

3. Quitar las puertas y las patas del sofá

Quitar las patas del sofá o quitar las puertas por donde tiene que pasar el sofá son dos de las primeras opciones que puedes plantearte. A veces es cuestión de centímetros, así que haciendo una de estas dos operaciones, o incluso las dos, puede que sea suficiente.

En principio, quitar las patas debería ser muy sencillo, ya sea destornillándolas o sacándolas a rosca. Quitar las patas es algo muy común, incluso si no es necesario te recomendamos quitarlas para que sea más fácil. Quitar puertas tampoco es muy complicado, y puede que te de ese par de centímetros que necesitas para que el sofá entre en tu nueva casa.

4. Desmontar el sofá es una opción muy viable

Si por medidas parece imposible que tu sofá entre por la puerta o por las escaleras, te va a tocar desmontarlo. Muchos sofás son modulares, es decir, que su estructura se puede desmontar fácilmente. Si este es tu caso, quita el respaldo, los cojines, asientos, los brazos y las patas. Si no sabes si se desmonta, busca el modelo por internet y descúbrelo.

Una vez desmontado uno o ambos brazos, o incluso el respaldo, todo será mucho más sencillo. Desmontar, trasladar todas las partes, subirlas y volver a montar.

5. Embalar el sofá es muy importante para protegerlo

Subir un sofá por las escaleras

Para proteger tu sofá de cualquier tipo de rozadura o mancha, lo ideal es embalarlo utilizando film retráctil. El film es un material de plástico perfecto para proteger sofás, colchones y similares mobiliario textil. Con esto, evitamos cualquier riesgo de dañar el sofá, nosotros lo hacemos siempre y es muy efectivo, te lo recomendamos.

6. Utiliza mantas de mudanza para apoyar el sofá

Lo más normal durante una mudanza es que el sofá deba estar apoyado en el suelo, ya sea en la acera, en la calle o en el camión de mudanzas. Para evitar que se pueda manchar, te aconsejamos que pongas una manta de mudanzas sobre la superficie donde lo vayas a dejar momentáneamente.

7. En los casos más difíciles puedes desgrapar el fieltro, desmontar y volver a montar

Si por defecto no puedes desmontar el sofá y de una pieza no entra por la escalera, y además la plataforma elevadora no es una opción, tocará ingeniárselas como sea. Nosotros hemos desmontado sofás que “teóricamente” no se pueden desmontar. El truco está en desgrapar el fieltro para acceder a la estructura del sofá, y desde ahí, desmontar uno o los dos brazos.

Después se suben las partes, se vuelve a montar y se vuelve a poner el fieltro, ya sea con una máquina de clavar o con una grapadora industrial. Ojo, esta operación es delicada, así que si no sabes hacerlo, lo mejor es que pidas ayuda.

8. Hay que tener especial cuidado con los sofás de piel o cuero

Si con un sofá “normal” debes tener cuidado para moverlo, con uno de piel o de cuero el cuidado debe ser el doble o incluso el triple. Al tratarse de materiales delicados y de alta gama, reparar un posible daño puede salir realmente caro. Esta es una de las razones por las que es importante contar con profesionales especializados en mudanzas.

9. Evitar golpes en las esquinas

Las esquinas de los sofás son las partes más propensas a recibir golpes debido a que son las que están más expuestas. Son partes delicadas que se deben cuidar, especialmente si son de cuero o polipiel, ya que cualquier golpe, por pequeño que sea, puede provocar cortes o rozaduras difíciles de arreglar.

10. Opción para los imposibles: plataforma elevadora

subir un sofá plataforma elevadora

La alternativa a todo esto es usar una plataforma elevadora para meter el sofá por una ventana, balcón o terraza. Se trata de la opción más segura y cómoda de llevar a cabo para ti, pero también puede ser la más cara. En algunas ocasiones no queda otra que utilizar una plataforma de elevación controlada por profesionales, y en otras, esta opción no existe por las características del edificio.

Contrata un servicio de mudanzas profesional y olvídate de todo esto

¿No quieres que tu sofá sufra durante tu traslado, quieres olvidarte de todo esto o necesitas ayuda para hacer tu mudanza? En Mudanzas González podemos echarte una mano. Por nuestras manos han pasado miles de sofás y otros tipos de mobiliario, que de una forma u otra, han acabado en sus nuevos hogares y en perfecto estado. Contacta con nosotros y te haremos un presupuesto personalizado y con una relación calidad/precio inigualable.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Abrir chat