info@mudanzasgonzalez.com   93 572 17 61    693 70 20 93

Consejos para su mudanza 

El primer aspecto para organizar una mudanza será decidir que mobiliario y enseres se llevará a la nueva vivienda. Qué momento mejor para revisar y deshacerse de lo innecesario que al hacer una mudanza…, que suelen ser bastantes cosas.

Cuando empiece a abrir armarios, cajones, revisar el trastero, altillo y demás, se dará cuenta de que guarda muchas cosas que ni se acordaba que tenía, siempre pasa. Aproveche la ocasión y separe aquello que no necesitará, así se evitará empaquetar todo y son menos cosas para trasladar.

Es importante que tenga clara la fecha, para consultar la disponibilidad de la empresa de mudanzas que elija.

Por ejemplo si se quiere mudar a finales de mes que es cuando hay más demanda. En ese caso lo mejor será que se ponga en contacto al menos dos semanas de antelación. Así podrá cerrar el día preferido para su mudanza.

Su mudanza puede requerir de algún tipo de corte de carril o reserva de estacionamiento en la vía pública. Se deberá solicitar un permiso a la autoridad competente, y pueden demorar hasta una semana en autorizarlo.

Le recomendamos conseguir tres presupuestos por escrito de Empresas de Mudanza que le ofrezcan garantías.

Para asegurarse de que el presupuesto se adapta a la realidad; detalle absolutamente todo lo que desea trasladar. No olvide indicar los servicios auxiliares que requerirá de la empresa.

Los servicios que puede necesitar son el por ejemplo el desmontaje y montaje. Así como el empaquetado de enseres, instalación de electrodomésticos, instalación de mobiliario a la pared, gestión de permisos. También podría necesitar plataforma elevadora o retirada de muebles al punto verde.

Le aconsejamos que elija por el “mejor servicio” entre dos presupuestos si no varían mucho en el precio. Ya que esos presupuestos seguramente serían sobre un precio medio de mercado.

Si elije por el mejor precio tenga en cuenta que lo barato puede salir caro. Exija que la empresa cuente con seguro de responsabilidad civil y mercancías. En el presupuesto debería indicar el inventario completo con la máxima exactitud posible.

Desconfíe de presupuestos con un precio muy inferior a los demás, las garantías podían ser escasas o inexistentes. Incluso puede tratarse de una empresa ilegal.

Si tiene niños o mascotas, a ser posible es mejor que el día de la mudanza no estén en la vivienda de origen ni de destino. Así facilitará la libertad de movimiento de los operarios. Cuantas menos personas estén en la vivienda mejor.

Transporte propiamente los pequeños objetos de gran valor. Como son las joyas, móviles, portátiles, documentación importante y dinero en efectivo. Haga una maleta con los enseres personales y ropa necesarios para subsistir un par de días, hasta que vuelva a colocar todo.

No compre mucha comida en los días previos a la mudanza y deje el congelador y nevera vacíos y descongelados para su traslado. En caso de tener secadora, esta puede tener un depósito de agua, ha de vaciarlo antes de la mudanza.

Si es usted quien se encarga del empaquetado de enseres personales, asegúrese de dejarlo todo recogido y encajado, no deje elementos sueltos en el interior o sobre los muebles, pues esto comporta pérdida de tiempo ya que los operarios los tendrán que ir retirando.

Siempre es recomendable contratar a una empresa para llevar a cabo la mudanza.

Si decide realizar usted parte del traslado que sean las cajas que es lo menos complicado. Piense que si decide hacer usted mismo la mudanza se pueden dar múltiples circunstancias desfavorables. Como sufrir una lesión por la falta de costumbre a coger peso o roturas y arañazos a los muebles o electrodomésticos.

Imagine que usted mismo realiza la mudanza porque se quiere ahorrar el coste del servicio y por descuido daña un modulo de un conjunto de salón. seguramente la sustitución o reparación de ese módulo conlleve un coste comparable superior al coste del servicio de mudanza.

Si no dispone de mucho presupuesto y quiere realizar su mudanza de manera económica; puede realizar usted mismo el empaquetado de todos los enseres personales. Como la vajilla o ropa, y el embalaje de objetos pequeños como pueden ser equipos informáticos, televisores o cuadros.

Al embalar usted mismo sus pertenencias también contará con la ventaja de saber donde guardó cada cosa exactamente.  Por consiguiente el desempaquetado y colocación será mucho más rápido.

Podemos suministrarle todo tipo de cajas y materiales de embalaje o bien puede recogerlas en nuestro almacén reduciendo así el coste del envío a domicilio.

Para ganar rapidez a la hora de mover las cajas para los enseres pesados como libros o vajilla es mejor usar cajas pequeñas, para moverlas fácilmente. Para los enseres ligeros como ropa, zapatos, cojines o almohadas será mejor usar cajas medianas o grandes.

Por la experiencia de muchos años le informamos de que siempre hay más cosas de lo que parece. Hay que contar con algunos días de margen para el embalaje y no dejarlo para lo último. Realizar lo con prisas da lugar a no embalar y proteger bien, y esto puede ocasionar rotura de elementos frágiles.

Marque con la palabra frágil todos los lados de cada caja que contenga objetos que se puedan de romper con facilidad. Marque con flechas hacia arriba todos los lados de cada caja que contenga líquidos que se puedan derramar.